Ads 468x60px

Comer frente a la TV evita influencia de la publicidad


Un grupo de investigadores de la Universidad de Colonia, en Alemania, llegó a la conclusión de que mientras masticamos somos inmunes a la publicidad.
Según consigna la revista Muy Interesante, los científicos aseguran que cuando nos enfrentamos a una marca o producto por primera vez, los labios y la lengua simulan automáticamente la pronunciación del nombre sin que nos demos cuenta, y lo mismo sucede cuando nos volvemos a reencontrar con la firma.
Así, la boca practica su pronunciación y participa del mecanismo que hace que recordemos una firma. Entonces, el masticar sería según los investigadores el antídoto perfecto para evitar ser víctimas de un nuevo producto.
Si mascamos un chicle, masticamos comida o charlamos mientras vemos un anuncio, el fenómeno no se produce, y el cerebro no retiene el nombre.
Los resultados se basan en estudios hechos en salas de cine comparando los efectos de comer pop durante los anuncios y los efectos de no masticar ningún alimento.
Según concluyen los autores del trabajo en Journal of Consumer Psycology, durante los experimentos la publicidad no surtió ningún efecto en aquellos que masticaban a la vez que los anuncios se proyectaban en la gran pantalla.

fuente>> La República

No hay comentarios :

Publicar un comentario