Ads 468x60px

Cinco maneras en que Facebook cambió la vida y una retrospectiva

Hace 10 años “dar me gusta” a una publicación no tenía sentido y compartir fotos era prestar un álbum impreso. Repasamos estos y otros cambios que introdujo la red social.


Hoy Facebook cumple 10 años de vida y en este tiempo, sin dudas, introdujo cambios en la comunicación interpersonal. De cada uno puede hacerse una lectura positiva y otra negativa, resumimos los cinco más destacados, con base en una publicación de CNN.

1.- Compartir, compartir y compartir

Lo bueno: compromisos, casamientos, nacimientos… Los anuncios oficiales se simplificaron. Basta con subir una foto de la pareja o el primogénito a la bibliografía y todo el círculo de parientes y amigos tienen el registro del momento, y de primera mano.
Lo malo: la publicación extrema. Es lindo saber que alguien se casó pero saber si se aburre, si está mirando la televisión, cocinando o por sacar al perro no es tan interesante. Estar al tanto de los detalles de la vida de antiguos conocidos tampoco era imaginable hace 10 años.

2- El pasado no tan pisado

Lo bueno: Cuando hay más de mil millones de usuarios conectados se crea una verdadera base de datos de la mundial. Eso potencia notablemente las posibilidades de dar con alguien que uno haya perdido. Así, madres han encontrado en minutos a hijos que hacía décadas que no veían y viceversa. Algo impensable años atrás.
 
Lo malo: A veces es bueno que el pasado sea pisado, especialmente hablando de los y las ex. Una solicitud de amistad a un click de distancia puede convertir un momento nostálgico en un mensaje del que te arrepientas y viejas fotos escaneadas en el perfil del amigo de un amigo pueden traer del pasado fotos que tu novio o tu novia no tenía por que ver.

3- La felicidad

Lo bueno: Un estudio de la Universidad de Wisconsin mostró que, después de cinco minutos mirando su perfil, los usuarios más tímidos se sentían más seguros y conformes consigo mismos. En 2011 un trabajo de la Universidad de Cornell arrojó resultados similares.
Lo malo: La felicidad virtual no siempre es real. Existen estudios que también lo han demostrado. La Universidad de Michigan demostró que usuarios de la red social con dificultades de relacionamiento se sentían aún más infelices cuando y veían a sus amigos compartir fotos de compromisos, viajes y noches de fiesta.

4- Cada día es un encuentro social

Lo bueno: Reunirte con viejos compañeros nunca fue tan fácil. Antes de Facebook preguntarte “qué será de la vida de…”, no tenía más respuesta que buscar en alguna vieja agenda o preguntarle a algún amigo en común. Ahora está realmente al alcance de la mano.
Lo malo: Uno no era amigo de todos los compañeros del colegio y si los dejó de ver, a veces, por algo fue. Además, encontrarse cara a cara no es lo mismo que escribirse unas líneas en el muro, los temas de conversación se agotan rápido. Y seguir sus publicaciones día a día no siempre resulta divertido.

5- Privacidad.

Lo bueno: Para los que tienen paciencia para leerlos y utilizarlos, el sitio ofrece posibilidades para filtrar los contenidos y organizar qué puede ver quién y qué queda a resguardo. 
Lo malo: Las brechas de seguridad existen, como en toda red social y sitio web. El propio Mark Zuckerberg los enfrentó en su perfil. Pero, lo que más se le cuestiona últimamente es que, a medida que el fundador de la red apuesta a vender publicidad, la información de los usuarios le sirve de fuente de información para dirigir los avisos. 

Una retrospectiva

Sin embargo, Facebook no ha querido recordar estos buenos momentos solo. La empresa anunció este martes que sus usuarios también podrán participar de este recuento de los primeros 10 años de la firma con la nueva funcionalidad "Una mirada atrás" ("A look back" en inglés), que permite a sus usuarios crear un video personalizado con sus mejores fotos y videos dentro de la red social.

No hay comentarios :

Publicar un comentario