Ads 468x60px

Su dueño murió hace un año pero ella sigue esperando que salga del hospital

En cuanto leí esta noticia pensé en la historia de Hachiko, la única diferencia es queMasha, como se llama esta perrita, ha esperado a las puertas del hospital donde su dueño falleció hace un año.


El personal del hospital Novosibirsk, Rusia, recibió al propietario de Masha, un hombre jubilado de una aldea cercana. Después de unas semanas murió pero su fiel compañera siempre estuvo ahí y lo sigue estando.
Al principio Masha recorría algunos kilómetros para cuidar un rato de la casa, pero con el tiempo se instaló fuera del hospital, donde permanece con la esperanza de un día ver salir a su dueño.
Los empleados del hospital de Novosibirsk le han tomado cariño y la cuidan. Y aunque ya una familia intentó adoptarla y llevársela, Masha volvió al día siguiente, explica Telecinco
¿Será que a Masha le vayan a hacer su estatua como a Hachiko?

No hay comentarios :

Publicar un comentario