Ads 468x60px

Mad Max sin efectos especiales sigue siendo adrenalina pura


Hoy en día, hay muy pocas cosas que los efectos especiales digitales no pueden lograr. Prácticamente cualquier superhéroe del panteón de Marvel o DC puede ser llevado a la realidad, casi cualquier ejército o forma de vida alienígena pueden ser creados desde cero. Pero a pesar de sus maravillas, el CGI tiene una desventaja: puede ser muy notorio, sobre todo cuando se abusa de él.
Lo cual era uno de los puntos de contienda, por ejemplo, con Star Wars: El Despertar de la Fuerza (Star Wars: The Force Awakens) tras la recepción mixta de las precuelas, notables por estar prácticamente hechas con base en imágenes generadas por computadora. Aunque la tecnología avanza cada vez más como para hacer menos evidente el uso de CGI, hay algo que siempre agradecen las audiencias cuando las grandes producciones recurren a los efectos prácticos: brindan autenticidad, se sienten más reales.
Con los niveles de acción desenfrenada que brinda Mad Max: Furia en el Camino (Mad Max: Fury Road), podría pensarse que la película de George Miller es más pixeles que carne y metal: el alto impacto y voltaje tienen un alto riesgo, después de todo. Pero no, y para muestra está el video Fury Road – Crash & Smash que compila imágenes tras cámaras, de la filmación y de pruebas de pre-producción de la película sin una sola gota de efectos especiales digitales.
Y sí: hubo gente que saltó de un vehículo a otro. Autos en volcaduras y explosiones de alto octanaje. Sobra decir que es brutal, pero véanlo por ustedes mismos:

No hay comentarios :

Publicar un comentario